Instinto Cosmopolita

 Bogotá - Colombia.

Síguenos en 

  • Facebook - Black Circle
  • Instagram - Black Circle
  • Twitter - Black Circle
  • YouTube - Black Circle
  • Pinterest - Black Circle
Logo Biwa Rocca-07.png
Entradas Destacadas

Los Hombres de mi época.

April 3, 2018

1/2
Please reload

Búsqueda Por Tags:
Please reload

Suscribete
 

¿Apostamos Por Diferentes Esquemas De Belleza?.

March 22, 2017

Colombia, un país en donde el mestizaje se hace palpable en los rasgos físicos, donde las características corporales de las mujeres se transforman de una región a otra, lo vuelve un territorio colmado de versatilidad y riqueza física. Pese a ello, son las mismas mujeres quienes persiguen indiscutibles estereotipos preestablecidos.

 

La velada de elección y coronación de la nueva señorita Colombia tuvo varios cambios para este año 2017. La fecha fue pospuesta de noviembre a marzo debido a que los actuales dueños del certamen de Miss Universo no realizaron el concurso durante el año 2016 y sólo hasta principios de enero de este año han reanudado sus labores. Solicitando a todos los países participantes que además de ajustarse a las nuevas fechas, debían tener una sola “Miss”, ya que no era viable que se tuvieran dos reinas en el mismo año.

 

Además hubo cambio de escenario, esta vez se hizo en el hotel las Américas de Cartagena, e incluso se trató de apostar por un formato un poco menos acartonado dejándonos ver lo que acontece “detrás de bambalinas”, todo esto en búsqueda de un público que cada año se minimiza.

 

Anteriormente el certamen de belleza era todo un acontecimiento. Con opiniones y anotaciones de puntajes, las familias colombianas gastaban horas frente al televisor viendo desfilar una a una sus candidatas. Hoy en día esto ya tiene otra concepción, el Concurso Nacional de Belleza es en este instante un programa más en la parrila de los canales privados, con el que cuentan con muy baja sintonía.

 

 

Esto hace pensar que eventualmente este tipo de concursos lleguen a extinguirse, no sólo por la carencia de evolución y poca adaptación a la nueva época, también es porque aparentemente estamos en un momento de más aceptación de distintas representaciones de belleza femenina. En este momento creemos que muchos estereotipos estéticos han sido derrumbados y aquellas medidas 90-60-90 no son las predilectas. Sin embargo a pesar de que se habla de  diferentes tipos de esbozos físicos femeninos, puede ser más un alegato repetitivo sin interiorización, que una absoluta aceptación de los distintos cánones de belleza.

 

El comportamiento global sugiere estar en una cultura fitness, cuerpos atléticos, largas horas de gimnasio, músculos marcados. Y en Colombia se ha vuelto costumbre querer caminar todos sobre  las mismas directrices. Estas tendencias no se pueden malinterpretar, es relevante estar bien, sentirse bien, estar saludables, tener pesos congruentes con tu altura y edad. No obstante, como todo en la vida, se debe hacer por convicción y no por un “querer ser”, que se vuelve un mas “querer aparentar”. No se debería hacer por seguir una línea de moda y muchísimo menos debe llegar a cuestionarnos del por qué no soy así, o no tengo un determinado cuerpo.

 

Es por esto que estamos en una disyuntiva, debido a que no asumimos con claridad o por lo menos no es notorio de qué lado queremos estar y en cual realmente nos ubicamos. Para amarnos y empoderarnos (tanto que se habla ahora de esto) debemos primero reconocer esa belleza interior que involuntariamente se refleja hacia afuera, y si mi deseo es querer estar y observarme de una determinada forma,  no convendría anhelar el cuerpo de nadie mas, sino que amando y aceptando el mio, debería trabajar en cualquier disciplina que me guste, para estar antes que nada, saludable y feliz. Sólo de esta manera  lograremos conectar lo íntimo con lo visible y simplemente irradiar en mi actitud, en mi indumentaria y en mi superficie, lo que calla mi alma. 

 *Fotografías vía google

 

Please reload